La historia del “certificado” que tiene trabada la licitación del estadio loíno

INVÁLIDO. Concejales cuestionan validación de expertiz presentado por la empresa que se adjudicó el cuidado de la cancha. Fue emitido por Cobreloa y en el club asumen que el directorio no lo autorizó.

Ya había sospechas. Tras la decisión del concejo municipal de ceder la licitación de los cuidados en la cancha del municipal Zorros del desierto a la empresa constructora Hans Herrera, tres ediles salieron a discutir el tema con varios argumentos, uno de ellos contundente.

Fue la concejala Carolina Latorre quien explicó que “una vez conocido el proceso, nos preocupamos de indagar en los documentos presentados por la empresa que se adjudicó la licitación y nos dimos cuenta -y recalca que el documento es público- que presentaron una certificación de expertiz entregada por un funcionario de Cobreloa, que no es su representante legal, por lo cual ese documento resultaría inválido o al menos cuestionable”.

Toda la razón, de acuerdo a un antecedente que viene a poner en tela de juicio la decisión ratificada por el alcalde Daniel Agusto. Eso luego de las declaraciones del presidente de Cobreloa, Walter Aguilera, quien ratificó en Radio FM Mundo que “efectivamente, el documento fue firmado por un funcionario del club que no trabajaba para nosotros en el período que se certifica -se trata del administrativo Carlos Oyaneder- y que nos dice que el contenido del documento no es el que él redactó”.

Peor aún, Aguilera deja claro que “dicha certificación no está avalada por el directorio de Cobreloa ni tampoco mía en calidad de presidente. Lo que estamos haciendo es pedir cuanto antes que se nos remita dicha certificación para ver el tema y como institución haremos una declaración pública para clarificar el tema. También habrá sanciones para el funcionario del club”, dijo.

Vuelco

Una vez conocida esta clarificación por parte del club minero, necesariamente el proceso queda viciado y por lo mismo, se debiese anular a nivel de Contraloría.

Walter Aguilera agregó que “en ningún caso nosotros estamos a favor o en contra de que la licitación se haya adjudicado a la empresa que ganó el concurso público. Es más, yo tuve la oportunidad de conocer a Hans Herrera y me merece todos los respetos si es que se quedan con el cuidado de la cancha. Lo que Cobreloa aclara es que nosotros no tenemos injerencia en este asunto y que no intervenimos, no somos bando de nadie, nos enteramos por la prensa de cuál era la empresa que se adjudicó la mantención y que mal podemos ser parte, si somos una especie de pariente pobre por las condiciones en que el municipio nos facilita el estadio”.

Otra denuncia

Uno de los concejales que votó a favor de la licitación a favor de Hans Herrera, Claudio Maldonado -apuntado por Carolina Latorre como “amigo” del favorecido, lo que provocaría cierto tráfico de influencias- asegura que “ya mandé a Contraloría los detalles de una fiscalización que estoy llevando a cabo y que tiene que ver con los montos de dinero que se gastaron en pagarle a la anterior empresa a cargo de esta función -la de Patricio Bustamente- que me parecen excesivos para la maquinaria que se ponía a disposición del trabajo de mantención del recinto”.

Otra arista de una polémica que recién comienza a destapar detalles ocultos.

PANTALLA LED

Claudio Maldonado además acusa a Cobreloa de generar intereses creados al intervenir en estas decisiones, asegurando que “cuando trabajamos en conjunto en la reparación de la pantalla LED del estadio lo hicimos con el mejor entendimiento y coordinación”, a lo que Walter Aguilera respondió categóricamente: “ese gasto sólo lo financiamos nosotros como club”.

Fuente: El Mercurio de Calama

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *