El diagnóstico de los lesionados que complica a Rodrigo Pérez

BAJAS. Cuatro titulares y un reserva en el equipo se quedan fuera para el duelo frente a Deportes Valdivia en Calama.

En total son seis los jugadores que han sufrido problemas físicos desde que comenzó el proceso de Rodrigo Pérez al mando del equipo. De ellos, el primero en sufrir una fisura en dos dedos de sus pies, el lateral Mario Larenas, ya está reintegrado a los trabajos del equipo. El resto, descartado por ahora.

Todos son titulares, todos llegaron con el anhelo de ser protagonistas del torneo. Y, paradójicamente, casi todos -con la excepción de Raúl Olivares que recrudeció su dolencia en la espalda- afirman que es primera vez que sufrieron una lesión similar en toda su carrera.

La última mala noticia en “los zorros” llegó con la confirmación de la fisura en su pie derecho del lateral iquiqueño Michael Contreras: tiene para un mes sin jugar.

“Lamentablemente, me toca ahora que quiero ser un aporte y que se necesita de todos. Pero acá uno tiene que ponerse positivo y pensar en la recuperación. Si hay algo que sacar en positivo es que esta semana hay una para y después nuevamente se va a suspender otra fecha y gano tiempo”, sentenció.

Se suma a otras bajas. El llamado a ser la gran figura del equipo, Jorge Luna, recién está cicatrizando de una herida que dolió tanto en lo muscular como en lo anímico. Su desgarro de tres centímetros en el bíceps femoral de su pierna derecha lo tendrá tres semanas más apartado de las canchas.

Diego Alvarado es otro que recién retornaría en abril, en caso de que su recuperación avance sin inconvenientes. Tiene un desgarro muscular que se acrecentó a los cuatro centímetros por un mal diagnóstico, que provocó un proceso regenerativo erróneo.

Raúl Olivares no está entrenando, aunque sí podría llegar al duelo con Deportes Valdivia, aprovechando que quedan nueve días pare ese pleito. No corre la misma suerte el zaguero uruguayo Federico Pérez.

Es el resentido que deberá esperar más tiempo para volver a jugar con sus compañeros. Aún camina con muletas y tiene al menos para seis semanas por su grave torsión en la rodilla que provocó compromiso meniscal.

No es excusa

Rodrigo Pérez asume que hablar mucho del tema suena a justificación. Pero de que afecta al rendimiento del equipo, sin duda que suma en contra. Eso, porque cuesta tener una regularidad en el tiempo si todas las semanas hay que hacer muchas variantes.

Por lo mismo, este fin de semana les dará descanso. “Lamentablemente, hemos tenido lesiones en todos los partidos y así es bien difícil mantener un equipo. No podría jugar un amistoso con ese antecedente y correr riesgos. Prefiero que descansen y estén con sus familias”.

2 días de descanso tendrá la plantilla de Cobreloa, aprovechando la pausa en el torneo de este fin de semana.

Fuente: El Mercurio de Calama. 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *