[Columna de Opinión] Consolidar y Proyectar. El Cobreloa versión 2018

Este fin de semana inicia el campeonato de Primera B y una vez más Cobreloa buscará el ascenso a la División de Honor. Es por eso, que existe mucha expectación en torno al trabajo que la dupla técnica conformada por Rodrigo Pérez y Nelson Tapia pueda generar. El plantel compuesto por 30 futbolistas, es una mezcla de jugadores con recorrido y elementos jóvenes que esperan conseguir su proyección y consolidación en el profesionalismo.

Por: Francisco Herrera. 

Cobreloa tiene una dura tarea por delante en esta temporada 2018, principalmente buscando la opción real del ascenso, con un cuerpo técnico que hace su debut en el profesionalismo. ¿Qué radiografía podemos hacer del actual plantel? En primer término, podemos visualizar una columna vertebral de jugadores con años en el ruedo. Si poseen la experiencia o no para lograr un ascenso, eso se verá a final de temporada. Raúl Olivares por recorrido, parece ser el indicado para el arco naranja, mientras que Miguel Sanhueza, Cristián Oviedo y Federico Pérez, asoman como parte de los baluartes que debería tener la zona defensiva. En el medio campo, todo se centra en la figura de Arturo Sanhueza, quien probablemente además adopte la labor de capitán del equipo, acompañado de Guillermo Firpo y Jorge Luna, los de mayor recorrido. En delantera, el émbolo sin dudas es Lucas Simón.

La gran valía que puede llegar a tener este equipo, es la proyección de elementos jóvenes que pueden terminar siendo determinantes en la idea de juego, sobre todo por el recorrido que tienen en series formativas y lo significativo que para ellos podría ser el defender la naranja. Matías Carrasco podría pelear una posición bajo los tres palos, mientras que Matías Álvarez y Gonzalo Pérez deberían irrumpir fuertemente como alternativas. Entre el medio campo y delantera es donde más atractiva se torna la “patrulla juvenil” loína. Matías Fernández, Pablo Brito, Sebastián Romero e Ignacio Jara, tienen talento y condiciones de sobra para dejar de ser alternativas y convertirse en una realidad futbolística del presente plantel. Finalmente aparecen los que tienen que ser la fuerza constante del equipo, los llamados a consolidarse y que de una vez por todas, pasen a ser futbolistas claves en la dinámica del equipo. En este sentido, el refuerzo Gonzalo Collao viene a pelear el puesto de arquero, con la opinión de los expertos que lo proponen como el “nuevo Claudio Bravo”, por tanto si quiere cumplir con ese cartel, debe apostar por la consolidación rápida de sus condiciones. Michael Contreras, Mario Larenas y Juan Carlos Araya, pueden ser parte del recambio generacional del fútbol chileno, ¿pero hasta cuándo se les esperará? Esta es la temporada para hacer realidad esa condición. Matías González, Mario Parra y Eduardo Vidal van por la misma tónica, pero con menor margen de error. Mientras que para jugadores como José Luis Silva y Christián Pavéz, ya no bastará con un buen partido cada cinco fechas, mientras que Pablo Parra está en un momento de su carrera en que puede asumir un liderazgo que la temporada pasada le fue esquivo a pesar de alternar constantemente entre los titulares y tener más que algún buen partido. ¿Será una incógnita Diego Alvarado?

Elementos hay, lo importante será como los trabaje el cuerpo técnico para poder sacar provecho del plantel que en gran parte, ellos mismos conformaron.

Compartir:

Un comentario sobre “[Columna de Opinión] Consolidar y Proyectar. El Cobreloa versión 2018

  • el 4 febrero 2018 a las 00:57
    Permalink

    mañana nos vemos apoyando en cancha vamos zorro!!!!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *