[Columna de Opinión] Pensando el Fútbol Femenino Naranja

Desde el año 2019, la FIFA ha puesto como obligatoriedad que todo equipo que participe de una competición internacional, deberá contar con al menos una rama femenina sub 17 y una adulta, lo que hace que si Cobreloa quiere pensar en un ascenso y en una posible participación en Copa Sudamericana o Copa Libertadores, deberá pensar en invertir recursos en esta área. ¿Cómo ha sido la relación de los “Zorros del Desierto” con el fútbol femenino? ¿En qué debemos prestar atención?

 

Por: Francisco Herrera

Cobreloa tuvo rama femenina, aunque mucho no se ha hablado de ella. El año 2011, a cargo del director técnico Vicente Galdames, “las naranjas” cobraron vida, jugando como locales en Zapallar y contando en su plantel con figuras del fútbol nacional como lo son Camila Sáez, actualmente jugadora del CD Tacón de España y seleccionada nacional, como así también Francisca Lara, quien además de ser parte del seleccionado nacional, emigró para jugar en el Sporting Huelva español.

En aquella oportunidad, el elenco naranja fue semifinalista del Torneo de Apertura, perdiendo frente a Everton, que la temporada pasada había sido finalista de la Copa Libertadores. Entre sus jugadoras destacadas, además de Lara y Sáez, encontrábamos a figuras como Daniela Pardo, Tatiana Pérez, Karla Ureta, Yocelyn Cisternas, Melisa Rodríguez, Bárbara Quezada y Yarella Torres. Finalmente, el proyecto de fútbol femenino en Cobreloa, tuvo un repentino final por los problemas económicos que atravesó el club por malas gestiones dirigenciales, tomando como determinación el cierre de la rama, para así poder enfocar los fondos en la rama masculina adulta.

En base al buen trabajo que se pudo realizar a pesar de la corta vida y el escaso apoyo que recibió el fútbol femenino en Cobreloa, ¿por qué no pensar en una revitalización del mismo? Esto implica una responsabilidad importante para la dirigencia, pues deberán ser capaces de plantear una rama que se asume como una obligatoriedad si se quiere competir en copas internacionales, pero sería un error pensarla sólo por la exigencia internacional. El fútbol femenino en Chile está en un constante crecimiento en base al buen nivel que las futbolistas han mostrado, el posicionamiento que se ha alcanzado a nivel internacional y recientemente por la organización de la Copa América en nuestro país en el presente año. A pesar de ser un equipo con historia en el fútbol chileno, Cobreloa se ha quedado fuera de este desarrollo, simplemente por no saber gestionar el club.

La tarea es importante y esperemos no lo quede grande a la dirigencia, pues es necesario generar los espacios de desarrollo deportivo que el país está demandando. No queremos que sea un anhelo inalcanzable pensar en una rama femenina loína potente, que sirva de semillero para el fútbol femenino, tal cual lo ha sido la cantera naranja en el fútbol masculino, que no sea una ilusión pensar en ver un equipo femenino jugando en Calama, levantando copas y representando al país en el concierto internacional. En su momento se demostró que se podía desarrollar un buen trabajo, a recuperar esos lineamientos y proyectar un trabajo necesario dentro de un club que le gusta recordarse como grande.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *