Sulantay analiza el método de entrenamiento de un mejorado Cobreloa

El cuadro loíno dejó los últimos puestos y se ubicó entre los mejores equipos de la segunda rueda. “Recurrí a algo que había hecho mucho”, dice el DT

Junto a La Serena, Cobreloa es el mejor equipo de la segunda rueda en el torneo de Primera B. El alza de los loínos coincide con el regreso a la banca del cuadro minero del experimentado José Sulantay. El DT ha logrado sumar 24 puntos en esta etapa del campeonato, una unidad por debajo de los serenenses y otra por sobre el flamante campeón Curicó.

Hacía siete años que Sulantay no dirigía. Admite a AS Chile que revistió alguna complejidad reinsertarse en la dirección técnica y revela qué hizo para implantar su idea de juego entre los futbolistas del cuadro de la ciudad de Calama.

“Es difícil que ellos entiendan cuando les entregas verbalmente la idea. Entonces recurrí a algo que he hecho mucho, en la selección (Sub 20) también, de que hay que hacerlo todo en la cancha. Ahí crear hábitos, eliminando por supuesto los negativos. Así evito hablar tanto y me entienden todos. No hay cosa mejor que hacerlo y después explicar por qué se hace. Después cuando ellos se dan cuenta de que los resultados se van dando, la cosa se hace más favorable”, señala el entrenador.

“El grupo rápidamente conoció la idea. La comunicación se hizo cercana con los jugadores para que se dieran cuenta de que se podía mejorar. Siempre me ha gustado trabajar la parte psicológica. Hice algunos movimientos. A algunos los saqué de un lado y los puse en otro en vista de mi idea futbolística. Esto fue creciendo hasta llegar al buen momento que estamos viviendo”, agrega.

Sin embargo, el inicio no fue muy favorable, a raíz de algunos resultados negativos.“Nos costó encontrar el funcionamiento. Fue más que todo por el proceso de conocimiento mutuo. Después de dos derrotas, que fueron contra el puntero y el segundo, tomamos el camino. Logramos empezar a ganar en casa. Después nos faltaba ganar afuera para aspirar a un poquito más. Hacía un año que el equipo no ganaba fuera de Calama y lo logramos”, dice el director técnico.

-¿Pensaba que iba a ser más difícil?
“Sí, creía que me iba a costar. No tenía un gran conocimiento de los equipos de Primera B y solo conocía por nombre a algunos jugadores de Cobreloa. Tampoco sabía que la situación económica es muy delicada en el club. Sin embargo, tenía la impresión de que se podían hacer cosas importantes”.

-¿Se entusiasmó la gente en la Calama con la buena campaña?
“Hay un interés tremendo en la gente. Me han tratado muy bien y más ahora que están ‘locos’ porque se cree que se puede volver a Primera. Todavía falta un camino muy largo por recorrer. La idea es renovar a los jugadores que prácticamente están jugando. Mi idea es traer dos o tres jugadores más. Con eso podríamos hacer un equipo bastante competitivo. Con más tiempo de trabajo deberíamos mejorar algunas situaciones para ser un equipo realmente potente”.

-Usted estaba retirado de la dirección técnica, ¿se siente con energía para continuar?
“Tengo contrato por todo el año. Dijimos que íbamos a hacer una evaluación al terminar esta primera parte y ver si la cosa camina. Si yo veo que la cosa no camina, soy el primero en tomar mi maleta y devolverme. Gracias a Dios, no vine para acá por necesidad, sino por una razón muy personal. Le tengo cariño al club, porque acá pasé dos temporadas muy hermosas”.

 

Con tu aporte crecemos

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *