La Columna Naranja: Un Cobreloa en construcción

Precedidos de una clasificación en Copa Chile, en donde, Cobreloa se impuso a su similar de Antofagasta. Es hora de poner la pelota al piso tanto en el plano deportivo como en el dirigencial. Ya que estos dos puntos son los fundamentales en el engranaje de la institución. Finalmente son la raíz y el tronco de un árbol que esperemos se llene de frutos. 

Como ya es de público conocimiento este fin de semana Cobreloa cerró su clasificación a la siguiente fase de la Copa Chile tras el empate frente al Club de Deportes Antofagasta. Partido que debió cerrarse con otra victoria para nuestra querida institución. Pero en el minuto 91 nos metieron la mano al bolsillo. Cobrándonos un penal inexistente. Gol que finalmente no alteraría nuestra clasificación.

Personalmente, quien les escribe, no ha tenido la oportunidad de ver a este Cobreloa versión segundo semestre del 2016 en cancha, pero si he tenido la oportunidad de verlo en CDF, todo esto por los compactos que el canal nos ofrece. En el partido de ida me agradó bastante lo plasmado en cancha. Con un equipo bien parado en defensa, en donde, sin contar un remate de media distancia, no se pasaron mayores riesgos. Una mitad de cancha, en donde, Arturo Sanhueza tenía una buena distribución del balón hacia sus compañeros, inclusive cuando se veía presionado en mitad de terreno, también acompañado por las constantes subidas por las bandas efectuadas por Fernando Cornejo o Pablo Parra, quien siempre se mostraba como posible receptor de los pases del capitán, en ataque un Monreal que ganó siempre por arriba concluían los principales pilares del equipo en el partido de ida. Destacar el buen trabajo físico, a pesar que sean los primeros partidos, ya que Cobreloa atacó durante todo el partido con la misma intensidad transformando en la principal figura al portero rival. Por lo cual nos quedamos cortos en el marcador.

En la revancha y merced al marcador de ida. Nuestro supuesto “rival clásico” debía salir a dar vuelta el marcador, por lo cual, Carlos Rojas jugó con la presión del rival, se defendió bien sin pasar mayores peligros. Hasta que pudo encajar una contra con una gran pasada de Fernando Cornejo, quien le devolvió gentilezas a Monreal, el mismo que había iniciado la jugada. Destacar las actuaciones de ambos, para mí, las principales figuras en ambos partidos de esta Copa Chile. Nuevamente en mitad de terreno un Pablo Parra y un Arturo Sanhueza muy participativos hicieron, a ratos, un calco este partido al que se disputó en Calama. Bien Cobreloa, a rasgos generales, partido a partido se debería encontrar una línea de juego clara. La cual nos permita volver a nuestro sitial: en primera división peleando palmo a palmo el título de campeón.

Con esta clasificación se ratifica algo que he manifestado desde que se conformó el plantel: Cobreloa tiene la obligación de ascender. Ya que posee el mejor equipo de la categoría nombre por nombre. Y se ha tenido el tiempo suficiente para conformar una idea de juego teniendo al equipo a disposición hace mucho tiempo, a diferencia por ejemplo, de como venía siendo en los últimos años. En nuestra querida institución no existe otra obligación que subir y también asistir al estadio y hacernos socios y socias del club. Ya que aún hay mucho que hacer en lo institucional  también. Cosa que comenzaré a detallar a continuación.

En el plano dirigencial los últimos días ocurrió algo bastante negativo como fue aplazar el partido frente a Magallanes. Ya que desde la entidad santiaguina se dijo que no se pudieron sacar los pasajes en avión a tiempo. Si esa fuera la realidad, ¿no podían viajar en bus los divos?, me pareció una mala actitud que Cobreloa aceptara este tipo de propuestas. Para mí una clara muestra de lobby por parte del  club. La cual pasará desapercibida por el llamado a paro del SIFUP, en donde, este fin de semana no habrá fútbol profesional chileno en ningún estadio. A pesar de que algunos clubes quieran pasar a llevar esta válida decisión por parte del sindicato mandando a jugar a los juveniles o ejerciendo presiones hacia sus planteles. Actitud clásica de dirigentes borregos, los mismos, que se han tomado el fútbol profesional chileno desde que corre la legislativa de las sociedades anónimas.

Otro punto a criticar fue un comunicado que se emitió hacia la hinchada del club, en donde, se anunciaba que no se atenderían socios ni socias ni a nadie. Por razones que no se detallaron en el comunicado, en donde, se dio muestra de la incapacidad para comunicar una información tan simple como anunciar que la sede estaría cerrada un par  de días por alguna razón que desconozco. Sumado al lobby detallado el párrafo anterior y la ausencia de palabras referentes a la  auditoria que aún no se realiza en el club a las dirigencias anteriores. Son puntos en contra a una dirigencia encabezada por el señor Gerardo Mella. La cual ha acertado en algunos puntos como también ha fallado en otros. Lo que pasa es que en las últimas semanas al parecer están perdiendo el rumbo nuevamente. Así que el emplazamiento es a volver a trabajar en post  del club. Y que nuevamente entre todos los actores, desde el hincha hasta la dirigencia, se pueda volver a construir un Cobreloa al nivel que se merece. El mismo que es el único club gigante en provincias y uno de los más grandes en el país.  Aunque últimamente lo único que nos queda es eso: vivir de la historia. Y yo no quiero que las próximas generaciones hinchas del club solo tengan que ver en fotos y párrafos del pasado a un Cobreloa ganador, a un Cobreloa campeón.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *