Cobreloa busca recuperar su alma

Por Mathias Altamirano.

Hace unos meses tuve la oportunidad de entrevistar a Gerardo Mella, actual presidente del club, me pareció un hombre pragmático en sus respuestas, por lo cual, fue poca la información que pude sacarle. Aunque hubo algo cierto tras esa hora de conversación: el hombre estaba al tanto de lo que pasaba en el club. Algo que parece increíble de nombrar, ya que, es su trabajo el velar por el bien de esta institución. Pero si nombramos a las dirigencias anteriores, las cuales, solo buscaban destruir, esto es un paso gigante. Conste que no soy partidario de la dirigencia, de ningún(a) dirigente, solo soy un fiscalizador del poder. Como lo fui en el pasado, como lo soy ahora y como espero serlo en el tiempo venidero.

Aún así, las cosas positivas, hay que destacarlas. Desde que asumieron estas nuevas personalidades en diciembre del 2015 una ola de buenas noticias han sacudido a la institución. Contrario a años anteriores, en donde, cada mañana era sinónimo de despertarse o irse a dormir (según lo que cada hincha se dedique) con malas noticias. En detalles tan pequeños como el hecho de que la sede ahora esté bien cuidada y con música del club pasando a hechos de renombre como el casi cierre de un acuerdo importante con Coldelco que detallaré más adelante. Finalizando esta primera parte de la columna solo diré, una vez más, que este no es un lavado de imagen a la dirigencia ni a los componentes de esta. Cuando Napoleón dijo: “todo hombre tiene su precio”. Conmigo se equivocó.

Comencemos por el plano deportivo. La llegada de diez refuerzos para comenzar a buen tiempo la pre-temporada es un paso importante para el equipo. Jugadores, para quien escribe, de renombre como Arturo Sanhueza, David Koob Hurtado, Ezequiel Cacace, Bibencio Servín o una promesa de la cantera de Católica como Monreal podrían transformarse en un buen engranaje para el equipo. No sin dejar de lado la posible vuelta de Santiago Barboza de su préstamo (jugador que vistiera la naranja aquel fatídico semestre del descenso, de paso, convirtiendo el último gol en primera división). Todo esto con tal de lograr el único ascenso que la ANFP dispuso para mayo del 2017 a primera división.

Por otro lado, está el tema, de trabajar con psicólogos deportivos impuestos por Carlos “Chifli” Rojas. Lo cual me parece muy positivo. Ya que se podrán escarbar en detalles individuales de cada jugador del club. Ayudando a adaptar a los jugadores de buena manera en el plano psicológico de cara a los próximos objetivos. También teniendo en consideración la alta expectativa que se está formando en el hincha ante los últimos sucesos ocurridos en el club. El “Chifli” manifiesta su confianza en el profesional tras haber trabajado con él en Rangers (a quien ayudó a no descender) , Ñublense (club con el que ascendió) y Coquimbo (donde estuvo cerca de ascender).

Rojas manifestó: “Es importante el apoyo psicológico. Tenemos que utilizar todas las herramientas posibles. Su trabajo será de evaluación, de establecer promedios de comportamiento, hablar con los jugadores porque en un grupo tan distinto siempre hay personalidades distintas. Para saber cómo, dónde y cuándo hablar con cada jugador. Con el uso de psicólogos en otros clubes aprendimos cuando un futbolista está bien de la cabeza y del corazón rinde mucho más”. Agregando un dato muy interesante sobre el trabajo del profesional: “él hace hipnosis para bajar de peso, trabaja incluso conmigo y Cristián Eitel, nos va a ayudar mucho”.

Todo esto se podría complementar de manera muy positiva con la clara convicción que se vive en el plantel. Como mencioné anteriormente es muy positivo comenzar a trabajar casi con plantel completo. Sobre todo cuando el torneo comienza a fines de julio. Intenté hacer el ejercicio de recordar cuando fue la última ocasión que nuestro querido club pudo comenzar su pre-temporada casi con plantel completo. El resultado se lo pueden imaginar. No logré recordarlo sin buscar en internet. También es necesario evidenciar en las declaraciones de los futbolistas recién llegados el hambre de triunfo, las ansias por el debut y las claras metas deportivas: ascender a primera división y hacer un buen papel en Copa Chile.

El segundo tema a tocar en esta columna tiene que ver con el apoyo de la gente. Primero que todo, invitándola a hacerse socio, de esta manera, podrán tener incidencia directa en las determinaciones que se tomen. Más allá de algún insulto en la cancha o en redes sociales. Que de poco sirven realmente. Ante esto directiva y plantel piden apoyo en las gradas tras el revuelo que se está generando. Aquí quería incitar a la dirigencia, primero que todo, a bajar los precios de las entradas y también al plantel de jugadores, a que sepan, que la hinchada siempre ha estado, está y estará. Pero también tienen que poner su granito de arena en la cancha. Ya que cuando la campaña es buena, la gente acompaña en masa al Estadio Zorros del Desierto. Entre todas y todos los actores podremos lograr que sea un tremendo año. Uno que quede en los libros de historia para las futuras generaciones como el año del renacer de Cobreloa. Eso también depende de cualquiera que esté leyendo estas palabras.

Todo este árbol que he ido conformando a lo largo de la columna, con todas sus ramas, tiene un nacimiento, una raíz y este tiene que ver con el plano dirigencial. Aquí hay temáticas que merecen ser mencionadas también. En primera instancia tenemos a la directiva atenta a lo que pueda suceder con Richard Catrileo e Iván Ledezma. Quienes, recordemos, partieron del club. Ante una firma de estos dos jugadores en Antofagasta y Coquimbo respectivamente, los clubes involucrados, deberán desembolsar una cifra por los derechos de formación de ambos futbolistas provenidos de la cantera naranja.

En segunda instancia tenemos el pronto cierre de partidos ante rivales de renombre, todo esto, para generar dinero en las arcas del club. Entre estos clubes se mencionan a Cerro Porteño, Nacional de Paraguay, América de Cali o Nacional de Uruguay. Partidos que se podrían concretar, de existir, apoyo de privados. Del medio nacional, no se descarta, jugar contra Colo Colo. De esta manera se aprovecharía la alta expectativa trayendo rivales de peso internacionales o uno que siempre genera muchas expectativas en Calama, como lo es el elenco santiaguino, lo cual me parece una buena idea. Y así se sale de la monotonía de jugar siempre contra Arica, Antofagasta o Iquique. Cosa que al hincha lo tiene muy aburrido. Y no genera sorpresas ni golpes efectistas como si sería jugar contra los rivales mencionados anteriormente.

El último punto de esta columna, del cual hablé al comienzo de esta, me parece fundamental. Este tiene directa relación con el pronto cierre de un importante convenio con Codelco. El cual, al parecer, estaría cerca de concretarse. En primera instancia ya se habría realizado la entrega del proyecto a la cuprífera, en donde, esta tiene aún que responder. Todo esto con la clara intención de generar recursos para el club. Aquí la directiva ha jugado un papel muy importante en la recepción que pudiera tener el club con la empresa. Ya que al menos las cosas se están trasparentando, a diferencia, de lo ocurrido en el pasado más cercano. Eso lo evidencia, por ejemplo, la venta de abonos. Para ver a Cobreloa en el próximo torneo de Primera B. La cual ha sido muy alta en comparación a años anteriores.

Los problemas de Cobreloa no han sido superados aún, pero de concretarse este convenio con Codelco, se iría por buen camino. Sería un gran paso en la misión de saneamiento que tiene esta institución. Teniendo en consideración el hecho de que se deben cerrar más convenios aún y así obtener recursos para el bien de nuestro querido club. Con relación a esto, una cosa es clara, se debe dejar de mirar al pasado y empezar a proyectarse con lo que está pasando y pasará. Lo hecho, hecho está. Al menos, esperemos, que nos haya servido para recapacitar. Ya que en el peor momento, nuestro amado club, estuvo cerca de desaparecer.

image
En mayo del 2017 sabremos si nuestro glorioso escudo volverá a estar flameándose entre los equipos del fútbol de honor.

Solo queda por esperar los comienzos de Copa Chile y el Torneo de Primera B, en donde, veremos si nuestra querida institución es capaz de resurgir desde las cenizas. Tanto en lo deportivo e institucional. Capaz de quebrar una realidad que ya parecía sentenciada. Con una camiseta que se estaba tornando cada vez más oscura como lo fue aquel día del descenso y la casi quiebra del club. Se vienen meses fundamentales en nuestro amado equipo. Allí podremos presenciar, esperemos, victorias que puedan resquebrajar atmósferas en medio de una realidad gris.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *